sábado, 6 de julio de 2013

Graffiti: artista PÉSIMO engalana una pared de mi barrio.


El día de hoy caminaba por las calles de mi zona, a un par de cuadras de mi casa, y me encontré con esta espectacular ilustración del graffitero peruano PÉSIMO, realizada seguramente el día de ayer.

Se trata de una obra muy colorida y llena de vida, pero destaca sobre todo por un detalle fundamental: PÉSIMO demuestra su gran capacidad y talento, manteniendo la fineza y claridad de su trazo en una pared de superficie totalmente GRANULADA, y con la parte superior de ladrillo ''pelado'' (como podrán apreciar en las siguientes dos fotografías). Un lienzo hostil, no apto para aficionados ni principiantes.


Mientras tomaba estas fotografías reflexioné un poco sobre la naturaleza de esta forma de expresión, y la actitud de sus artistas. El graffitero gasta su buen dinero en materiales (si quiere hacer una obra de calidad como ésta), elige una pared al azar y plasma su visión de manera desinteresada, sabiendo que puede ser borrada al día siguiente. La termina y se va, sin cobrar nada ni recibir aplausos, a seguir con su vida. Y cualquiera que pase por ahí, disfruta el resultado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.